Todavía hay mucha gente que no le da importancia a la vacunación previa antes de viajar a países de Centroamérica, África o Asia. En estas secciones de “viajar protegido” escribimos sobre las recomendaciones generales sobre vacunación para el viajero. Hoy vamos a ver qué precauciones deberían de tomar los viajeros con intención de visitar Indonesia.

Indonesia es un país ubicado en el Sudeste Asiático y Oceanía. En dicho país encontramos atracciones naturales, la posibilidad de realizar deportes acuáticos como el buceo, parques, islas pobladas y otras sin habitar, volcanes, cultura, etc. por lo que le hace recibir muchos turistas cada año.

No olvides acudir siempre a un médico, ya que este artículo es únicamente orientativo y solo se va hablar de las recomendaciones generales.

Según la Asociación Española de Vacunología si viajamos a Indonesia recomiendan vacunarse de:

Fiebre Amarilla: es una enfermedad vírica infecciosa aguda de gravedad variable, que se adquiere por la picadura de mosquitos infectados. La prevención de la enfermedad se basa en evitar las picaduras de los mosquitos, y en la vacunación de las personas que habitan o visitan zonas donde se produce la transmisión.

Tétanos: es una enfermedad infecciosa que se produce por la infección de algunas heridas y ataca al sistema nervioso.  La enfermedad puede afectar a cualquier grupo de edad y las tasas de mortalidad son altas incluso cuando se dispone de medios avanzados de cuidados intensivos.

Sarampión: es una enfermedad muy contagiosa y grave causada por un virus que se contagia a través de tos o estornudos. Reúne todas las condiciones para ser eliminado y existe una vacuna de gran eficacia protectora. Sin embargo puede producir epidemias que causan muchas muertes.

Rubéola: la rubéola es una infección vírica que es leve en los niños, pero tiene consecuencias graves en las embarazadas porque puede causar muerte fetal o defectos congénitos en el feto.

Parotiditis: la parotiditis es una enfermedad transmisible causada por un agente viral. La primera manifestación clara y más frecuente es la inflamación de la glàndula parótida, que puede ser uni o bilateral.

Hepatitis A: corresponde a una infección del hígado y que se transmite de persona a persona mundialmente. La sintomatología depende de la edad.

Fiebre tifoidea: enfermedad infecciosa intestinal producida por un microbio que se caracteriza por la ulceración de los intestinos y por causar fiebres altas y prolongadas.

Según las características del viaje se recomiendan algunas más especiales. Por lo tanto siempre se deberá de acudir al médico.